Novedades

La UdeC y los rankings universitarios

Consigue_UdeC_recurso_para_infraestructura_webDistintos medios locales recuperaron la noticia sobre la publicación del Ranking Nacional de Universidades Mexicanas, que ubica a la Universidad de Colima en el lugar 23. Las opiniones son contrastantes: al obtener 29 de 100 puntos, unos la reprueban; otros ponderan su ubicación en un conjunto donde existen cientos de universidades e instituciones de educación superior públicas y privadas. Qué si es buena la posición o no, que si avanzó o no, dependerá de los argumentos que se sostengan, de la intención, de la información procesada y claridad analítica, entre otros factores.

El tímido debate es buen pretexto para recordar la relatividad de los rankings, los cuestionamiento sobre su uso y ocasión propicia para recordatorios básicos.

En 2013 se publicó un libro llamado Rostros de la Universidad de Colima. Sus indicadores institucionales en PIFI, CUMex y rankings internacionales, que coordiné con un equipo de colaboradores. El último capítulo justamente se dedica al tema. Lo llamamos: “La Universidad de Colima en el contexto internacional. Los rankings mundiales”.

El capítulo expone la posición de la UdeC en cuatro de las más importantes clasificaciones internacionales (Ranking mundial de universidades en la web, QS World University Ranking, The Times Higher Education World University Ranking y el Academic Ranking World University). Antes, advertimos algunas ideas comunes en el medio. A continuación, un repaso.

Leer más…

¡Adiós a las marquesinas!

2215168984_f510932c3d_bEntre los mejores recuerdos infantiles, que no son abundantes (por falta de memoria, no por infelicidad), tengo los juegos y paseos por las calles del pueblo. En estos días los reviví mientras cultivo el hábito de caminar la colonia donde habito para distraerme y simular ejercicio físico.

Una imagen se me fijó: las marquesinas, esas prolongaciones de los techos en los hogares, habitualmente tan largas como la banqueta. Bajo ellas caminaba mañanas y tardes de la casa a la escuela primaria Eva Sámano de López Mateos, donde también funcionaba la Secundaria por cooperación 21, de la cual integré su última generación a principios de la década de 1980.

Las marquesinas eran seguro contra la lluvia y el sol. ¡Qué distinto ahora! Las marquesinas ahora no existen. Y como no hay, andar bajo el sol o con lluvia es imposible sin paraguas. Peor: con la epidemia violenta que nos azota, como no hay marquesinas, entonces nadie coloca focos afuera de sus casas. Todo mundo reclama seguridad, y es lícita la exigencia, pero nadie pone una vela que ilumine su oscura periferia. Y en navidad, lo recordarán los contemporáneos, allí en las marquesinas se colocaban focos de colores o adornos, lo mismo en septiembre por las fiestas patrias.

Hoy es distinto. No invoco la era de las cavernas, ni añoro conjugar mi vida en pretérito, pero esas calles, sus casas, los habitantes, convocaban a transitarlas, a recorrerlas, a convivirlas, a sentarse en el quicio mirando pasar el tiempo. Esas calles, aquellas casas, ese tiempo no conocieron el miedo que hoy muerde apenas cruzar la puerta en las noches.

*La imagen está tomada de https://www.flickr.com/photos/golden-emporium/2215168984

El estado de la educación en México. 1ª parte

Este martes la Junta de Gobierno del Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación (INEE) presentó a las comisiones de educación del senado y cámara de diputados el informe anual que exige su mandato. Le titularon: “La educación obligatoria en México. Informe 2016”. El documento está disponible en formato electrónico para los interesados. Su lectura tendría que ser materia obligada para quienes nos dedicamos al campo educativo.

Los siete capítulos del reporte examinan temas centrales en el presente y perspectivas. Abordarlos es imposible en este espacio; comienzo hoy, sucintamente, y termino la siguiente semana.

El capítulo inicial se centra en el derecho a la educación, asunto de primera importancia al que el INEE dedicó los informes de 2009 y 2014. Aunque se reconocen los esfuerzos, el rezago se profundiza con el ascenso en la pirámide escolar. La cobertura en preescolar es de 71.9 por ciento del grupo de edad correspondiente, de 98.6 en primaria, 87.6 en secundaria y 57 en media superior. Las diferencias entre entidades federativas son inocultables y el problema se agudiza entre los sectores poblaciones más vulnerables. La conclusión es palmaria: combatir el rezago es tarea inaplazable en una sociedad democrática.

El capítulo 2 revisa las condiciones para el aprendizaje y la enseñanza en escuela primaria. En las conclusiones se afirma: el sistema educativo opera de manera insuficiente y desigual; y las escuelas con mayores carencias atienden a las poblaciones con más fragilidad socioeconómica y cultural.

Leer más…

Historias argentinas para niños

9789870429012¿Viste la estupenda película “El secreto de sus ojos”? Sí, la ganadora del Oscar a la mejor película extranjera en 2010, que dirigió el multipremiado cineasta argentino Juan José Campanella. La cinta, con un elenco encabezado por Ricardo Darín, está basada en la novela del escritor (también argentino) Eduardo Sacheri: La pregunta de sus ojos.

Antes de pasar unos meses en Argentina, en 2013, jamás había leído al recientemente ganador del Premio Alfaguara de Novela 2016. En el frío invierno pampero lo descubrí en su faceta de escritor de temas futboleros: artículos periodísticos, entrevistas, redes sociales, y luego su libro La vida que pensamos. Cuentos de fútbol, dedicado al club cuya pasión heredó del padre: Independiente, uno de los grandes del fútbol sudamericano.

Mi siguiente eslabón con la pluma de Sacheri vino otra vez del cine. Ahora, una película infantil que se convirtió en fenómeno taquillero en su país: “Metegol”, nombre con el que se conoce a lo que en México llamamos “futbolito”. Sacheri fue responsable de la adaptación del cuento “Memorias de un wing derecho”, escrito por el rosarino Roberto Fontanarrosa. El director: Campanella.

¡Tres veces vimos la película Juan Carlitos y yo! La primera, a pocos días del estreno, en el Cine Gaumont de Buenos Aires; las otras dos, en Santa Fe. La última, por cierto, en los días finales de exposición, con entradas a un peso. El tema musical de la película, “Me vieron pasar”, es de Calle 13, y hasta la fecha Juan Carlos la sigue escuchando, cantando y repasando cuando algo no le sale del todo bien; entonces, recuerda que debe siempre levantarse de las caídas y reemprender el camino.

Ese es el preámbulo para contarles que hace tres noches Juan Carlitos me pidió que leyéramos un libro antes de dormir. Elegimos Equipo en peligro, del escritor nacido en Castelar, oeste del Gran Buenos Aires. Es otra historia de los bordó (o granates) y los rayados, los equipos de Metegol: el Capi, Beto, el coreano Park Lee, Lechuga, Melena, Liso, los mellizos Malparitti, Luigi y Mario (¡como los Bros!, dice mi hijo). Y allí vamos en la caminata nocturna por las letras, disfrutando el paseo; a lo que sumo el placer de verlo admirar las ilustraciones mientras escucha atento.

Para leer a los hijos no hay que tener un libro especial, pero sí existe, ya está conseguida la mitad de la victoria, el maravilloso momento de la intimidad en torno a la lectura.

 

Hijos como padres

photo_6Que un padre declare su amor en público no es extraño. Que para el mismo propósito use argumentos rebosantes de cursilería también entra en la norma. Que los hijos pongan al padre en su sitio, cuando así se precisa, es menos habitual; creo.

Mis hijos entran en esta última categoría y su cariñosa, justa insolencia, obliga al agradecimiento. Somos padres, no superiores ni amos en casa. Somos responsables, tenemos obligaciones, debemos cuidarlos, pero no a costa de convertirlos en eunucos de la ciudadanía que se ejerce con libertad responsable, la única existente.

Sentados a la mesa, un día normal, lunes tal vez, mis hijos escuchan el diálogo formal y las buenas noticias que el padre les cuenta. Al finalizar, Mariana, la mayor, sin contemplaciones, demuestra haber comprendido y agradece emocionada porque papá tendrá nuevas responsabilidades y “todos estamos contentos”. Al final lanza tiro directo: pero entonces dejáremos de verte todos los días, no comerás con nosotros ni leeremos juntos en la noche. Balbuceo una respuesta ante el obús.

Juan Carlos, sin fijar los ojos, comedor exquisito de lo selectivo, no tira a la gradas, solo al ángulo, como Messi en sus mejores tardes: pues sí, en tu nuevo trabajo serás el director general, pero en casa eres mi papá.

Leer más…

Página 20 de 180« Primera...10...1819202122...304050...Última »